TARTA DE ALBARICOQUES Y CREMA CON ESPLIEGO

Receta de el 17, Feb, 2014

Ingredientes

  • BASE:
  • 1 rulo de galletas maría
  • 75-100 g de mantequilla blandita
  • 2 cucharadas de azúcar molida
  • 300 ml de leche
  • 1 cuch de flores de espliego (es lo mismo que lavanda)
  • 3 yemas de huevo
  • 2 cucharadas de fécula de maíz
  • 75-100 g de azúcar
  • 50 g de mantequilla
  • TARTA
  • 1 k de albaricoques
  • 50 de mantequilla
  • 75-100 g de azúcar
  • Azúcar para terminar

TARTALBARICOQUESPLIEGO

El espliego fue uno de los aromas más tradicionales hace decenios en los dulces, de frutas y de cremas, por lo que no está de más recuperarlo, como yo hice hace ya casi veinte años en tartas con crema y frutas de este tipo. Quizá los albaricoques son los mejores para saltear un momento con mantequilla, pero tampoco están nada mal la piña o los melocotones tardíos de carne dura y naranja.

Encender el horno a 175º C
Preparar la masa de galletas con las galletas, la mantequilla y el azúcar molida siguiendo la receta, forrar el fondo y las paredes de un molde de tarta (24-26 cm de Ø) con una capa regular de como ½ cm de grosor. Cubrir con papel de aluminio y hornear unos 10-15 min. justo hasta que tenga un poco de consistencia. Retirar el film y dejar enfriar.
Preparar la crema hirviendo la leche con el espliego. Dejar unos minutos en infusión. Batir las yemas con el azúcar (más o menos según el dulzor de la fruta) y la fécula. Verter encima la leche caliente, revolver y verter de nuevo en el cazo pasando por un colador. Cuajar a fuego suave hasta que de unos hervores. Terminar, fuera del fuego, con la mantequilla. Cuando se temple, llenar el molde de pasta de galletas preparado.
Mientras se enfría la crema, lavar los albaricoques, secarlos y partirlos al medio. Quitar los huesos. Fundir la mantequilla en una sartén a fuego vivo. Subir la llama y echar los albaricoques. Freírlos y saltearlos un poco unos 2-3 min., añadir el azúcar y dejarlos hasta que se doren ligeramente y se ablanden sin estar totalmente cocidos, pero cuidar de que no se queme la mantequilla. Colocarlos sobre la crema, en orden, si es posible. En la sartén en la que se hicieron, en la habrá quedado un jugo almibarado, añadir unas cucharadas de azúcar, diluir al calor, si es necesario con un poco de agua y echar sobre las frutas para endulzarlas lo necesario y darles brillo.
Servir la tarta templada o fría.

Deja una respuesta