BAVAROISE LIGERA DE LIMÓN CON CURD DE MANDARINA (SIN GLUTEN)

Receta de el 8, Feb, 2014

Ingredientes

  • 6 yemas
  • 100 g de azúcar
  • 200 ml de agua
  • 2-3 limones
  • 6 hojas de gelatina
  • 5 claras
  • 50 g de azúcar
  • 2 mandarinas no enormes, ralladura y zumo
  • 1/2 limón, el zumo
  • 1 yema de huevo campero u orgánico
  • 2-3 cucharadas de azúcar o más
  • 60 g de mantequilla

 

BAVAROISELIMÓNFBWEB

Poner a remojo la gelatina en un vaso con agua muy fría durante 3-4 minutos. Separar las hojas y escurrir en un colador. Dejar en espera.
Preparar un molde de rosca de 1 l de capacidad con dibujo bonito o liso, incluso un aro sobre la fuente en la que se vaya a servir. Mojar con agua fría, escurrir e introducir en el frigorífico, junto a la fuente o plato de servicio.
Separar yemas y claras. Poner a calentar el agua en un cazo, mientras se baten las yemas con los 100 g de azúcar con la espátula hasta que hagan un poco de espumas. Rallar la corteza de 1 limón y echarla sobre las yemas junto al pellizco de sal. Verter el agua ya casi hirviente, moviendo sin parar sobre el batido y devolver al cazo pasándolo por un colador de paso fino. Acercar de nuevo al fuego suave. Sin dejar de mover esperar a que el batido espese un poco y desaparezca la espuma blanca. Retirar del calor añadir la gelatina, remover y dejar reposar, para que se enfríe.
Exprimir el zumo de 2 limones –dejar el último por si hiciera falta.
Batir las claras. Cuando comiencen a subir añadir 1/2 cuch del zumo de limón y seguir batiendo con el azúcar –50 g, 5 cucharadas– hasta que estén muy duras.
Cuando la crema se haya enfriado añadir el zumo de limón poco a poco y probar hasta conseguir la acidez gustosa. Luego integrar las claras a punto de nieve en dos veces, como para un bizcocho. Probar de acidez de nuevo y añadir un poco más de zumo si hiciera falta. Verter de inmediato en el molde frío.
Introducir en el frigorífico hasta que cuaje, entre 3 y 5 horas. Desmoldar sobre el plato o la fuente preparada –si se hace en molde grande– fríos, introduciendo el o los moldes en agua caliente –del grifo– unos segundos antes de volcarlos. Regar con un poco del curd de mandarina y servir con el resto en salsera.

Para la salsa-curd de mandarina, consultar el enlace de curd de limón, y hacerlo con las cantidades aquí indicadas.
Esta bavaroise no es tal, pues en lugar de nata se han utilizado las claras batidas. Es más ligera, aunque no tan cremosa y grasa. Se puede hacer también sustituyendo las claras por 1/4 de l de nata batida con el azúcar o la mitad de las claras por la mitad de la nata. No se aconseja prepararla con mucha antelación, pues tiene poca grasa, que es lo que permite una conservación prolongada.

Deja una respuesta